Piezas mecanizadas por decoletaje en Kuzu

Reproducimos el artículo publicado en MetalIndustria recientemente en el que se habla de la incorporación de nueva maquinaria en Kuzu.

Si se trata de hablar de mecanizado de precisión por decoletaje, en Kuzu saben bien de lo que hablan. Y no sólo pueden hablar de ello por la experiencia acumulada en todos los años que llevan como empresa de decoletaje, sino porque la renovada confianza de sus clientes año tras año les permite afirmar que conocen bien su trabajo y sus clientes les muestran su satisfacción.

La satisfacción del cliente es su meta principal. Y entienden que esta satisfacción no solo se consigue mecanizando piezas con la calidad y las especificaciones requeridas, sino aportando comunicación, fiabilidad y seriedad de la entrega, lo que les ha convertido en muchas ocasiones en socios-colaboradores más que en meros proveedores.

Para conseguir esta satisfacción de los clientes cuentan con los medios materiales y técnicos adecuados, con maquinaria de última generación -que han incrementado en el último año con dos nuevos tornos CNC Nakamura WY250 y WY100, ampliando de forma importante la superficie de trabajo del taller-, sino además con un personal bien formado y motivado en su trabajo para alcanzar altas cotas de productividad y calidad de la pieza fabricada, y en los plazos de servicio que sus clientes necesitan.

Dentro del decoletaje, su especialidad son las series cortas y medias, donde cuentan con una extensa cartera de clientes desectores tan diversos como la automoción (automóviles, vehículos de transporte, motocicletas… ), la fabricación de máquina herramienta, fabricación de electrodomésticossector eólico, etc., en una amplia gama de materiales tales como aceros al carbono, inoxidables, titanio, aluminio, bronce, latón y plástico.

Pero no se limitan a mecanizar las piezas que les solicitan a partir de planos y especificaciones recibidas, sino que, cuando lo ven necesario o se lo requieren, asesoran al cliente en cuanto a los materiales a utilizar en la pieza, así como en las posibles terminaciones en función del destino de la misma; en este caso, desde Kuzu se pueden hacer cargo de todo el proceso, entregando la pieza totalmente terminada y lista para su incorporación a la máquina a la que va destinada, o al proceso productivo del cliente.

En Kuzu les gusta su trabajo, el decoletaje de precisión, y les gusta sentirse orgullosos y satisfechos cada vez que hacen entrega de un lote de piezas a uno de sus clientes.